Manejo del rebaño de vacas: aspectos clave

rebaño de vacas

En la ganadería de vacuno se habla con frecuencia de la importancia del manejo del rebaño de vacas. No siempre está claro qué se entiende por manejo de un rebaño de vacas, así que revisamos aquí algunos conceptos.

New call-to-action

El rebaño de vacas, la base de la ganadería

Un rebaño de vacas es un grupo de animales de la especie bovina. Se compone por hembras adultas, terneros de ambos sexos y diferentes edades, y algunos toros. El objetivo de mantener un rebaño es obtener carne o leche, que aportan beneficios económicos a la explotación ganadera.

Las vacas son muy sociales y prefieren vivir en rebaños. Al ser animales herbívoros son presas de los animales cazadores. Poseen un potente instinto gregario por el que tienden a agruparse y moverse juntas en la misma dirección para protegerse y alejarse de aquello que les causa temor.

En el manejo de un rebaño de vacas es imprescindible tener presente el bienestar animal para preservar el buen estado físico y emocional de las vacas, teniendo en cuenta la conservación del medio ambiente y el buen estado de las personas que trabajan e interactúan con ellas.

Tipos de rebaños según su aptitud

Los rebaños de vacas requieren un manejo diferente según su aptitud, es decir, si están destinados a la producción de leche o de carne. El manejo de un rebaño de vacas consiste en el conjunto de planes y protocolos de cualquier explotación ganadera para gestionar estos elementos relacionados con la producción:

  • Alimentación: las raciones se formulan de acuerdo con las necesidades de las vacas y su sistema productivo.
  • Alojamiento: los rebaños de vacas se alojan en naves especialmente diseñadas.
  • Tratamiento y prevención de enfermedades: cada tipo de rebaño necesita un programa definido de vacunación, desparasitación, bioseguridad, limpieza y desinfección para evitar la entrada de enfermedades infecciosas y parasitarias.
  • Gestión del estiércol y residuos: los rebaños de vacas deben contribuir a la conservación del medio ambiente.
  • Separación por grupos: los rebaños de vacas se manejan mejor si se dividen en grupos por edades y estado productivo.
  • Reproducción: es la base del éxito de la producción de los rebaños de vacas y permite la mejora genética.

Manejo de rebaños de vacas de carne

Los rebaños de vacas de aptitud cárnica producen terneros que se crían para obtener carne. En España encontramos numerosos sistemas de producción, ya que nuestra diversidad geográfica es muy amplia. Esto hace que los recursos disponibles sean muy diferentes en cada región.

rebaño de vacas

  • En las zonas o épocas con más recursos naturales disponibles, los rebaños de vacas se manejan en sistemas extensivos en régimen de pastoreo, a veces transhumante. Estos modelos suelen aprovechar las razas autóctonas, aunque también se encuentran otras razas comunes de carne.
  • Cuando los recursos naturales escasean se necesita alojar a los rebaños de vacas en sistemas de estabulación estacional para suplementar su alimentación y ofrecerles refugio.
  • También hay sistemas de manejo intensivo, que son independientes de los recursos naturales y están en estabulación permanente. El principal sistema intensivo de producción de carne son los cebaderos de terneros.
  • Cuando es necesario manipular al ganado para administrar tratamientos e identificarlo, por seguridad, se utilizan sistemas de contención como corrales y mangas.
rebaño de vacas

Manejo de rebaños de vacas de leche

La mayoría de los rebaños de vacas de producción láctea se mantienen en sistemas intensivos, en estabulación permanente.

  • En las regiones del norte se aprovecha el pastoreo como fuente de forraje.
  • La raza Holstein es la mayoritaria, pero también se produce leche con otras razas como la Parda Alpina, la Simmental y la Menorquina.
  • Se presta especial atención a cuestiones relacionadas con el balance energético negativo y las enfermedades del periparto (cetosis, metritis, infertilidad, desplazamiento de abomaso, etc.).
  • Es necesario seguir programas de control de mamitis y calidad de leche durante el ordeño.
  • El manejo de la reproducción sigue de cerca la detección de celos para realizar de forma óptima la inseminación artificial y el diagnóstico de gestación.
  • Se controlan factores muy delicados para la salud y la producción de las vacas, como las cojeras o el estrés por calor.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!