Ganadería extensiva: características, ventajas y su papel en España.

El pastoreo y el aprovechamiento de los recursos del territorio donde se asienta son las características principales que definen la ganadería extensiva.

En la ganadería extensiva, la duración de los ciclos productivos y la gran necesidad de mano de obra y de grandes extensiones de terreno encarecen el producto final. A pesar de ello, es un sistema pecuario lleno de ventajas desde el punto de vista medioambiental y del bienestar de los animales.

La ganadería extensiva como aprovechamiento de los recursos naturales

En la ganadería extensiva, se aprovechan los recursos naturales del medio en el que se realiza la actividad y se precisan pocos insumos externos; se basa sobre todo en el pastoreo. Las especies y razas que se utilizan están adaptadas al territorio, se aprovechan los pastos en función de la disponibilidad de espacio y de tiempo, y se respeta al máximo el entorno.

Las principales ventajas de la ganadería extensiva son el ahorro de recursos energéticos y de materiales, la preservación del medio ambiente y de la diversidad de especies, y el respeto por el bienestar de los animales. Sin embargo, existen algunos inconvenientes:

  • Menor eficiencia productiva
  • Ciclos de producción más largos con posibles periodos de falta de producción
  • Posibilidad de que se generen productos más caros y menos homogéneos (menos apreciados por el consumidor)
  • Necesidad de terrenos amplios
New call-to-action

La ganadería extensiva en España: un modelo a seguir

España, debido a sus características climáticas y de suelo, es un país de pastos. Por este motivo, a lo largo de los siglos ha desarrollado una ganadería extensiva que se considera un modelo a seguir a nivel mundial gracias al tratamiento de los recursos zoogenéticos (165 razas autóctonas, a pesar de que muchas de ellas se encuentran en peligro de extinción), los cuales han resultado fundamentales para conseguir un equilibrio adecuado desde el punto de vista socioeconómico, cultural y medioambiental. Actualmente, en Bruselas se reconocen oficialmente unos 6 millones de hectáreas de pastoreo.

En cuanto al ganado vacuno de carne, en concreto (puesto que el de leche se ha intensificado mucho en los últimos años) se cría prácticamente en ganadería extensiva. La España húmeda (sobre todo Galicia), la dehesa, la cornisa cantábrica y la cordillera central (Pirineos) son las zonas que, en términos generales, tienen un mayor número de granjas de bovino y una menor concentración de animales en las mismas, un fenómeno que tiene mucho que ver con unos factores climáticos que propician una abundancia de pastos. A esto se le suma la fragmentación de la tierra en pequeñas propiedades (minifundios), las cuales favorecen las explotaciones pequeñas. La vaca nodriza es la más utilizada en la producción extensiva y se cría principalmente en Castilla y León y en Extremadura. La prolificidad media de la vaca nodriza es de unos 4,62 terneros/vaca hasta los 14 años, con una fertilidad media de un 68%. El intervalo entre partos es de unos 15 meses. 

En lo que se refiere a la ganadería extensiva de ovino y caprino, aunque sigue viva en muchas regiones de España, constituye un modelo más tradicional y se encuentra en retroceso en la mayor parte del país, a excepción de Extremadura, Andalucía y Madrid.

Si nos fijamos en el sector ovino, en concreto, la ganadería extensiva se halla en explotaciones ovinas de carne o mixtas, que suplementan su alimentación con concentrados en épocas secas o según el estado fisiológico. Algunas practican la trashumancia. Son rebaños de 700-1000 ovejas, y aprovechan pastos, rastrojos o restos de cultivos. 

En la zona de Aragón predomina el pastoreo conducido, que consiste en salidas de 5-6 horas al día y vuelta al establo por la noche, mientras que en Castilla y León y en Extremadura predomina el pastoreo rotativo en cercados, que consiste en dejar el rebaño al aire libre todo el año, excepto si el clima es muy adverso; esta modalidad de pastoreo no requiere pastor.

Quiero iniciar la actividad: ¿qué normativa consulto?

Si el lector está interesado en la producción bovina, a pesar de que los requisitos para el inicio de la actividad en régimen extensivo son específicos de cada Comunidad Autónoma, y por tanto lo adecuado será dirigirse a la Administración de la Comunidad en cuestión, es interesante consultar el Proyecto de Real Decreto por el que se establecen las normas básicas de ordenación de las granjas bovinas.

En el Artículo 7 de dicho documento, en concreto, se indican los requisitos mínimos específicos para explotaciones de producción de carne clasificadas como extensivas y de tipo pasto; si bien en ambas serán de aplicación los requisitos mínimos generales, deberán tenerse en cuenta las siguientes particularidades:

  • Deberán variarse las zonas de alimentación y suministro de agua con una frecuencia adecuada que permita limitar la acumulación de deyecciones y evitar encharcamientos. 
  • En las explotaciones situadas en zonas de especial incidencia de enfermedades o con un contacto estrecho con la fauna silvestre, la autoridad competente podrá establecer la obligatoriedad de instalar bebederos y comederos diseñados específicamente para limitar el contacto entre las diferentes especies.

Por otra parte, a título más general, puede consultarse el Código de Derecho Agrario sobre Animales y Explotaciones Ganaderas, publicado el pasado 20 de diciembre de 2021, en el que se facilitan también los requisitos de inicio de actividad ganadera en régimen general o extensivo para cualquier sector pecuario. 

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!