La oveja latxa: símbolo de Navarra y el País Vasco

oveja latxa

La oveja latxa es la raza más primitiva que actualmente continúa en producción en España. Junto con la raza churra, con la que comparte un origen común, es una de las razas más rústicas y adaptadas al medio. Su importancia reside en su capacidad de gestionar las condiciones de su entorno, de aprovechar los recursos naturales como los pastos, y de sacar productos de elevado valor que contribuyen a la fijación de población rural.

Nueva llamada a la acción

Conoce a la oveja latxa

La oveja latxa, a veces también llamada lacha, tiene perfil recto o algo subconvexo. Sus proporciones son alargadas o longilíneas. Su vellón es largo con lana abierta y de tipo basto, que no retiene el agua y permite que la oveja se seque mucho antes cuando llueve. Los animales de ambos sexos pueden tener cuernos de sección triangular que se enrollan cuando crecen, aunque son más frecuentes en los machos. Se trata de una raza autóctona de fomento, porque es originaria de España y su censo se encuentra estable o en expansión.

oveja latxa

Existen dos variedades de oveja latxa:

  • La oveja latxa de cara negra: la cabeza y las extremidades están recubiertas de pelo negro o marrón oscuro. El cuello, el tronco y el vellón son blancos.
  • La oveja latxa de cara rubia: la cara, las extremidades y el tronco son de color blanco, así como el vellón. En ocasiones el pelo puede ser de un color rubio claro.

Dónde se encuentra la oveja latxa

La oveja latxa es una raza típicamente vasca y navarra. Se encuentra en la zona noroeste de Navarra, en Guipúzcoa, al este de Vizcaya y al noreste de Álava, en zonas montañosas donde los pastos son abundantes. Es habitual verlas formando parte del paisaje, pastando alrededor de los caseríos.

Las zonas que habita tienen una elevada pluviometría, a la que están perfectamente adaptadas. Son una parte indispensable de la cultura y tradición de la región de la que procede, ya que desde hace siglos ha supuesto el principal medio de vida de las familias.

oveja latxa

Usos y sistemas de producción de la oveja latxa

La oveja latxa es buena lechera, aunque sus otros productos son bien aprovechados:

  • Leche: es su producción principal, destinada a la obtención de quesos muy apreciados y de gran valor, de la Denominación de Origen Protegida Idiazábal (al que también contribuye la oveja carranzana), y de la Denominación de Origen Protegida Roncal.
  • Carne: no es su principal producto, aunque sus corderos lechales o lechazos, sacrificados hacia el mes de vida con un peso vivo de entre 10 y 12 kilos, tienen una carne tierna y demandada.
  • Peleas de carneros: por su bravura, los carneros aún participan en fiestas locales en las que se organizan espectáculos de peleas entre machos.
  • Lana: es de tipo basto y poco fino. Antes se aprovechaba para rellenar colchones, pero actualmente se ofrece como productos artesanales ligados al medio rural que aportan un valor añadido para los consumidores de zonas urbanas que buscan una conexión con los productos del campo.
  • Hay caseríos que no tienen actividad ganadera, pero que mantienen rebaños de oveja latxa por arraigo cultural con la raza.
oveja latxa

La oveja latxa se explota en régimen extensivo de pastoreo de montaña, cambiando de altitud en función de la disponibilidad de pastos. Cuando las condiciones ambientales son más adversas, se resguarda a los animales en apriscos o rediles y se suplementa su alimentación con concentrado si es necesario.

Significado del nombre de la oveja latxa

En euskera, «latxa» deriva de «latza», que significa «áspera», «dura» o «basta». El nombre de la oveja latxa se refiere a que es una oveja con un tipo de lana poco fina, al contrario que otras razas de ovino que producen una lana delicada y espesa con la que es más sencillo elaborar prendas de abrigo.

Nueva llamada a la acción

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!