Hiperqueratosis en rumiantes: ¿qué se esconde detrás?

hiperqueratosis

La hiperqueratosis es un conjunto de enfermedades de la piel de los rumiantes, que se producen por la acción de agentes que dañan la capa más externa, la epidermis. El resultado es un aumento del grosor y la pigmentación de la piel, con diversas consecuencias sobre la salud y la producción de los rumiantes.

New call-to-action

Descubre la hiperqueratosis de los rumiantes

La hiperqueratosis consiste en el aumento del grosor y de la pigmentación de la piel de los rumiantes. Puede aparecer en partes muy pequeñas de la piel, como en la punta o el canal de los pezones. Otras veces puede extenderse tanto que cubre áreas enormes, sobre todo las más expuestas al exterior, como el lomo. La piel afectada está más oscura. También se endurece y tiene un aspecto similar al cuero, o se forman verrugas.

La epidermis: la capa más externa de la piel

La piel de los rumiantes es muy gruesa. Su parte más externa es la epidermis, que está formada por múltiples capas de células. La epidermis tiene una función protectora para evitar que se pierda agua, y que penetren microorganismos o sustancias tóxicas o dañinas.

Esta barrera protectora se forma gracias a la queratina, que es una proteína formada y secretada por parte de las células de la epidermis. Es muy resistente y aporta dureza: es el principal componente de los anejos de la piel, como el pelo y la lana, los cuernos y las pezuñas. Las células de la epidermis también fabrican melanina, que aporta color oscuro a la piel, el pelo y la lana, y los anejos.

¿Qué provoca la hiperqueratosis?

La hiperqueratosis está causada por la acción de agentes que dañan la epidermis. Como respuesta, la epidermis se vuelve más gruesa, ya que las células de la epidermis se multiplican de forma masiva y secretan gran cantidad de queratina y melanina. Las causas más frecuentes de la hiperqueratosis se encuentran a continuación:

  • Virus, como el de la papilomatosis vírica bovina.
  • Parásitos, como la fasciolosis.
  • Sustancias tóxicas, como el exceso de nitritos y nitratos, o el consumo de algunas plantas tóxicas como las solanáceas o la hierba de San Juan.
  • Acción mecánica: es típica en la punta y el canal de los pezones por acción de la máquina de ordeño.
hiperqueratosis vaca papilomatosis

Enfermedades debidas a la hiperqueratosis

La hiperqueratosis es consecuencia de la acción de los agentes causantes, y forma parte de varias enfermedades que afectan a los rumiantes:

  • La papilomatosis vírica bovina está causada por el papilomavirus bovino. Provoca el crecimiento exagerado de la piel en forma de verrugas o papilomas. Puede limitarse a regiones como el hocico, alrededor de los ojos, la ubre y los pezones o los genitales, pero otras veces se extienden por todo el cuerpo.
  • Las sustancias tóxicas y la acción de la Fasciola hepatica causan fotosensibilización, que consiste en la acumulación de productos en la piel que reaccionan con la luz solar e irritan la piel causando lesiones similares a las quemaduras. Se afectan las partes no pigmentadas y con piel fina, sobre todo las orejas, el hocico y alrededor de los ojos. Las zonas afectadas pueden terminar desprendiéndose, causando grandes heridas.

hiperqueratosis vaca pezones

Tratamiento de la hiperqueratosis

hiperqueratosis oveja pezones

Las hiperqueratosis se tratan en función de las causas que las provocan:

  • Si se trata de infestaciones por Fasciola hepatica, es necesario aplicar tratamientos antiparasitarios.
  • La papilomatosis vírica bovina se trata habitualmente con autovacunas.
  • Los animales con fotosensibilización se deben mantener a la sombra, tratando las zonas de la piel afectadas con hidratantes, antiinflamatorios y productos para tratar y prevenir las infecciones.
  • La hiperqueratosis de los pezones se evita usando baños de pezones emolientes y ajustando los niveles de vacío de la máquina de ordeño.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!