La ganadería y el desarrollo rural

desarrollo rural

El desarrollo rural es un concepto relativamente moderno (más o menos de la segunda mitad del siglo XX) que hace referencia a mejorar la situación económica, social y ambiental de las áreas rurales, cada vez más despobladas por la imparable tendencia mundial que tenemos los humanos de vivir en grandes urbes.

Nueva llamada a la acción

Una de las actividades económicas principales que se desarrolla en el medio rural es la agrícola y ganadera, (aunque también hay otras como la industrial o los servicios). Sin embargo, quizás porque el sector agrario y la producción de alimentos es lo que más diferencia al medio rural de las ciudades, las políticas de desarrollo rural aparecieron en la Unión Europea de la mano de la Política Agraria Común, PAC.

desarrollo rural

En este sentido, fue a partir del año 2000 cuando una de las primeras reformas de la PAC (la Agenda 2000) dividió sus medidas en dos pilares: el primero dirigido a las ayudas directas a los agricultores, y el segundo a aquellas líneas de apoyo que fomentaran el desarrollo de las zonas rurales europeas (con medidas vinculadas a reforestación de tierras agrarias, incorporación de jóvenes al sector agrario, reestructuración de explotaciones, entre otras).

Aunque en un inicio las ayudas del segundo pilar de la PAC se identificaron mucho con la Iniciativa Leader o los proyectos de turismo rural (según estados miembro y zonas), también se fueron destinando a otros proyectos relacionados con las cooperativas o la industria agroalimentaria, puesto que, como ya se ha señalado, la producción de alimentos es una de las actividades más vinculadas al medio rural.

desarrollo rural
Mapa de Grupos de Acción Local en España (fuente: Red Nacional de la PAC).

Actualmente, en España, gran parte del territorio rural está vinculado a un Grupo de Acción Local (GAL) que desarrolla la Iniciativa Leader, aunque bien es verdad que, tras más de 25 años de existencia, el Leader, actualmente, no atraviesa por uno de sus mejores momentos y no cuenta con líneas presupuestarias tan fuertes como en etapas anteriores.

La Red Española de Desarrollo Rural, REDR, y la Red Estatal de Desarrollo Rural, REDER, son los dos organismos principales que agrupan a la mayoría de grupos de acción local que siguen llevano a cabo el Leader en España.

Por otra parte, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación también cuenta con la Red Rural Nacional, que debido a los cambios de la PAC 2023-2027 pasará a denominarse Red Nacional de la PAC.

La ganadería como fuente de desarrollo rural

La ganadería es una de las actividades agrarias que más fija la población al territorio, incluso más que determinados cultivos, ya que los animales precisan de una atención y cuidado diario. Dentro de la Política Agraria Común, PAC, las principales ganaderías que reciben ayudas son el vacuno, ovino y caprino con el objetivo de favorecer la sostenibilidad y la viabilidad de estos sectores.

Además, frente a la complejidad de poseer tierras o adquirirlas para incorporarse al sector agrario, la ganadería de rumiantes (como ovino o caprino destinado a la producción de leche y carne) es una opción más factible para jóvenes y mujeres, que son los que fijan la población y ayudan a mantener vivos los núcleos rurales. Asimismo, la nueva reforma de la PAC incorpora medidas que favorecen a los jóvenes y a las mujeres que quieran comenzar su actividad en la producción de alimentos.

desarrollo rural

El pastoreo para cuidar el entorno natural

Los incendios que en los últimos veranos han asolado varios lugares de la Unión Europea, junto a las evidentes consecuencias del cambio climático en los entornos naturales, motivaron a lanzar el manifiesto “Más ganadería extensiva, más biodiversidad para Europa”.

Detrás de este documento se encuentran diez proyectos europeos que trabajan sobre el desarrollo y fomento de la ganadería extensiva en el Mediterráneo quienes afirman que “el pastoreo bien gestionado mejora la fertilidad del suelo, evita la erosión y es compatible con la regeneración del arbolado”, así como que la actividad pastoril favorece la dispersión de semillas y disminuye la acumulación de biomasa vegetal, reduciendo el impacto de los incendios forestales.

Por todo ello, por su aportación económica, social y ambiental al desarrollo rural de las zonas rurales, las ganaderías de vacuno, ovino y caprino son las que se apoyan desde la Política Agraria Común.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!