¿Por qué la ganadería recibe ayudas de la PAC?

ayudas ganadería

Desde que en 1986 España entrara a formar parte de la Unión Europea, la Política Agraria Comunitaria, PAC, es la que rige gran parte de la política agroalimentaria del país. La PAC, que en 2022 ha cumplido 60 años, es la única política común en los 27 estados miembro y la que recibe un mayor porcentaje de los presupuestos de la Unión Europea, por ello, cuando cada siete años se reforma el presupuesto comunitario, la PAC también se modifica.

De hecho, a lo largo del actual 2022 cada estado miembro está ultimando su Plan Estratégico de la PAC que, una vez recibido el visto bueno de Bruselas, se aplicará a partir de 2023. De esta forma, (y con unos cuantos años de retraso) el próximo mes enero comenzará la PAC 2023-2027.

New call-to-action

Ayudas acopladas

Tradicionalmente, la PAC ha sido una política más agrícola que pecuaria (de hecho, la ayuda se basa en la hectárea y no tanto en la cabeza de ganado). En este sentido, de todos los tipos de ganado, el que ha sido más regulado por las administraciones europeas ha sido el de vacuno de leche, que contó con una Organización Común de Mercado de la leche y la cuota láctea.

Históricamente, los ganados que han recibido ayudas directas han sido los rumiantes (vacuno, ovino y caprino) mientras que los de porcino o avícola no las han tenido, (aunque sí que pueden acceder a otro tipo de apoyos económicos como, por ejemplo, en el caso del porcino, los de almacenamiento privado de carne, que se aprueban de forma excepcional cuando en el mercado se dan importantes desequilibrios entre la oferta y la demanda).

Actualmente, estas ayudas directas a vacuno, ovino y caprino se catalogan como ayudas acopladas o asociadas, es decir, son un tipo de subvención especial que se concede por cultivar o criar un tipo de cultivo o de ganado.

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, “se dirigen a sectores o tipos de explotaciones vulnerables desde el punto de vista social y económico. Especialmente sectores ganaderos (vacuno de carne, ovino y caprino y vacuno de leche) pero también agrícolas”. El objetivo de estas ayudas es favorecer la sostenibilidad y la viabilidad de estos sectores.

En el Plan Estratégico de la PAC en España 2023-2027, se han definido los siguientes tipos de ayudas acopladas para rumiantes:

  • La producción sostenible de leche de vaca.
  • Vacuno extensivo.
  • Ovino y caprino de producción de carne en extensivo y semiextensivo.
  • Engorde de terneros en la explotación de nacimiento.
  • Engorde sostenible de terneros.
  • Producción sostenible de leche de oveja y cabra.
  • Ovino y caprino que pastan en barbechos, rastrojeras o restos de cosecha hortícola, incluida la ganadería extensiva y semiextensiva sin pastos a su disposición.

Otro tipo de ayudas

Además de las ayudas de la PAC, los ganaderos de rumiantes pueden acceder a otro tipo de subvenciones como las de apoyo a las ganaderías autóctonas (que establece el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación), o destinadas a los planes de vacunación de las cabañas ganaderas o a los apoyos económicos para reposición de cabezas de ganado que han tenido que ser sacrificadas por brotes de enfermedades.

¿Dónde buscarlas?

Todos estos tipos de ayudas se pueden encontrar en los boletines oficiales de cada comunidad autónoma, ya que su gestión es una competencia autonómica y les corresponde a ellas convocarlas y gestionarlas.

Respecto a las ayudas de la Política Agraria Común, aunque las aplique cada región, previamente es el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación quien da luz verde, por lo que su web también es un buen lugar de consulta.

No obstante, el organismo que gestiona las ayudas de la PAC en España es el Fondo Español de Garantía Agraria, el FEGA, y ahí también se puede conseguir información al respecto.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!