¿Qué es la PAC ,para qué sirve y quiénes pueden ser sus beneficiarios?

Los beneficiarios del segundo pilar de la PAC son las zonas rurales de la Unión Europea, y responde a los numerosos retos económicos, ambientales y sociales de este siglo.

La Política Agraria Común, PAC, es una política que afecta al sector primario de toda la Unión Europea; durante casi 60 años, ha sido y es la única política común que comparten los 27 estados miembros. 

La PAC nació en 1962 en un contexto de posguerra en el que el Viejo Continente estaba totalmente destruido tras la II Guerra Mundial. Los objetivos planteados entonces fueron, principalmente: incrementar la productividad agraria; garantizar el abastecimiento de los mercados; asegurar precios razonables para el consumidor y estabilizar los mercados agrarios.

Para ello, se adoptaron varias medidas que se tradujeron en que la mayoría de agricultores y ganaderos comenzaran a percibir una serie de ayudas económicas para poder seguir produciendo alimentos sin tener que enfrentarse a los vaivenes de los mercados, (ya que en 1962 la renta económica de los productores agrarios estaba por debajo de la renta media en la Unión Europea, cuestión que a día de hoy la PAC no ha conseguido corregir).

Tras tres décadas, todas estas medidas de la PAC demostraron tener un rotundo éxito puesto que hubo tal superproducción de alimentos que se pagaba a la vez para incentivar la producción y para retirarla del mercado o destruirla para no desestabilizar los mercados.

Reformas y más reformas

Por todo ello, en 1992 se llevó a cabo la primera gran reforma de la PAC y a partir de ese año, cada vez que se han negociado y aprobado los presupuestos generales de la Unión Europea (cada siete años), se ha llevado a cabo otra reforma de la PAC, así como de sus beneficiarios. . Con esto, el presupuesto destinado al apoyo al sector agrario y a la alimentación ha ido descendiendo progresivamente, y si en 1962 el 70% de los presupuestos europeos fueron para la PAC, en la próxima reforma que iniciará en 2023 estos rondarán el 30% del total.

En algunas ocasiones, entre reforma y reforma, también ha habido otros “ajustes” de mayor o menor calado que, poco a poco, han ido virando las medidas de la PAC para ajustarlas, en la medida de lo posible, a una producción más verde y sostenible.

Las diferentes reformas que ha sufrido la PAC se pueden resumir así:

  • 1992. Reforma McSharry.
  • 2000. Agenda 2000.
  • 2003. Reforma Fischler.
  • 2007. Reforma 2007/2014.
  • 2009. Chequeo médico.
  • 2014. Reforma 2014/2020.
  • 2020. Prórroga de la reforma 2014/2020.
  • 2023. Reforma 2023/2027.

Puedes consultar la historia de la PAC en este enlace del  MAPA 

New call-to-action

Conoce la estructura de la PAC

Desde la Agenda 2000 la Política Agraria Común está formada por dos partes o “pilares”, como se le denomina en el argot de la PAC: el primero es el destinado a las ayudas directas que reciben los agricultores para mejorar su renta; el segundo son las ayudas económicas destinadas a mejorar las estructuras agrarias, beneficiar a la industria agroalimentaria o apoyar el desarrollo rural

El objetivo de las ayudas directas ha ido cambiando de concepto a lo largo de todas las reformas y actualmente se conciben como “un apoyo a la renta del agricultor o ganadero” y se conceden siempre y cuando los productores de alimentos cumplan con unos requisitos de seguridad alimentaria y de sostenibilidad ambiental.

Beneficiarios de la PAC

Pueden recibir ayudas directas de la PAC personas físicas y jurídicas con fincas productoras de casi todas las producciones, a excepción de las de frutas y hortalizas (que acceden a ellas a través de organizaciones de productores) o los productores de porcino (que únicamente se benefician de los apoyos económicos destinados al mercado).

En cuanto a las ayudas del segundo pilar concebidas para el desarrollo rural, sus beneficiarios pueden coincidir con los del primer pilar si llevan a cabo mejoras en sus estructuras agrarias, pero también pueden solicitarlas otras entidades como industrias agroalimentarias, cooperativas, o incluso negocios enfocados al turismo rural.

Ayudas de la PAC a vacuno, ovino y caprino

A partir de 2003 gran parte de las ayudas se desvincularon o “desacoplaron” de la producción, con el objetivo de que el agricultor y ganadero no produjera según las ayudas, sino según el mercado. Sin embargo, las ayudas a vacuno, ovino y caprino, por su singularidad de manejo, se mantuvieron acopladas a la producción de dichas ganaderías. Y así se mantienen de cara a las ayudas de la futura PAC 2023-2027, del Plan Estratégico de la PAC en España (PEPAC) con el objetivo de mejorar su competitividad y rentabilidad. 

En la versión inicial del PEPAC español (que, con toda probabilidad, apenas sufrirá cambios) mantiene las ayudas acopladas a:

  • Producción sostenible de leche de vaca.
  • Ganaderos de vacuno extensivo.
  • Ganaderos de vacuno extensivo que ceban sus propios terneros en la explotación de nacimiento.
  • Engorde sostenible de terneros.
  • Ganaderos de ovino y caprino de producción de carne en extensivo y semiextensivo.
  • Producción sostenible de leche de oveja y cabra.
  • Ovino y caprino extensivo y semiextesivo sin pastos a su disposición.


Para ampliar información al respecto, se puede consultar el PEPAC español (páginas 132 y 168).

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!