La trashumancia, una actividad ancestral que pervive en España

trashumancia

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE), trashumar, en el caso del ganado, es “pasar desde las dehesas de invierno a las de verano y viceversa”. Por otra parte, el Libro Blanco de la Trashumancia en España (publicado por el Red Rural Nacional en 2012) la define como “comouna forma de actividad ganadera extensiva, consistente en el desplazamiento estacional del ganado para el aprovechamiento alternativo de la diversidad de pastizales en el momento óptimo de su producción, determinado éste por las características físicas y climáticas del territorio”.

New call-to-action

La trashumancia se lleva a cabo con ganaderías de rumiantes, principalmente con ovino y vacuno, y suelen ser especies ganaderas autóctonas, rústicas y adaptadas al territorio (aunque también se denomina trashumancia a los cambios de lugar de las colmenas que se dan en apicultura). Hay quienes diferencian dos tipos de trashumancia: la trashumancia corta o altitudinal, o la trashumancia media y larga, que es la latitudinal.

La actividad pastoril de la trashumancia se desarrolla en los cinco continentes, aunque según "Trashumancia y Naturaleza. Pastores sin fronteras" actualmente, en Europa, solamente existen dos regiones donde se mantiene: en Escandinavia, con la trashumancia de renos, y en la área Mediterránea, donde España tiene un papel prepoderante ya que es el segundo país más montañoso de Europa, lo que, junto al clima mediterráneo, confiere unas importantes diferencias entre el llano y la montaña.

En España, en 1995, la Ley 3/1995 de 23 de marzo de Vías Pecuarias declarándolas bienes de dominio público imprescriptibles, inalienables e inembargables, exigiendo a las comunidades autónomas su conservación y mejora para el uso prioritario de los ganaderos trashumantes. Estas vías pecuarias se mantienen desde el siglo XIII, cuando Alfonso X el Sabio creó el Concejo de la Mesta, que reunía y agrupaba a uno de los colectivos más importantes de entonces: el de los ganaderos, quienes tenían un gran peso económico por el alto valor de la lana.

Beneficios de la trashumancia

La trashumancia es la ganadería más extensiva de las extensivas, y las vías pecuarias por las que transitan tienen un importante papel como "reservorio de biodiversidad" ya que el ganado que trashuma trasporta semillas e insectos a muy largas distancias, lo que facilita el intercambio genético de las especies y la conexión entre hábitats. "En España, cada oveja trashumantes traslada diariamente 5.000 semillas y abona el terreno con más de tres kilos de estiércol", apunta "Trashumancia y naturaleza".

trashumancia

Asimismo, esta actividad conlleva otros beneficios para el entorno natural, como:

  • la mitigación del cambio climático, ya que fija carbono en el suelo;
  • la prevención de incendios en las veredas;
  • la producción sostenible de alimentos; y el mantenimiento de una cultura tradicional y de un conocimiento ancestral.

Por el contrario, el principal riesgo de la trashumancia es el control sanitario y la expansión de enfermedades; por ello, la Ley 8/2003 del 23 de abril de Sanidad Animal establece los mecanismos de seguimiento y control en los desplazamientos de ganado para tener plenas garantías sanitarias. De este modo, esta normativa establece que sólo se autorizará el movimiento de los ganados "desde explotaciones calificadas sanitariamente y que tengan un nivel sanitario igual o superior al existente en las zonas de destino", y para ello deben contar con el certificado de movimiento o "guía".

Principales rutas

España, de norte a sur, está cruzada por varias rutas trashumantes o cañadas reales por las que todavía transitan, año tras años, varios rebaños trashumantes.

trashumancia

Estas cañadas reales son:

  • la Cañada Real Burgalesa, que va de Valencia de Alcántara (Cáceres) a los Picos de Urbión (Soria).
  • la Cañada Real Conquense; actualmente es la más transitada y transcurre entre las poblaciones jienenses de Andújar o Linares, hasta la turolense de Guadalaviar 
  • la Cañada Real Soriana Oriental, que va desde Sevilla hasta Soria o La Rioja.
  • la Cañada Real Soriana Occidental, que es un eje fundamental para todas las demás cañadas de la Península y transcurre desde Olivenza (Badajoz) hasta Burgo de Osma (Soria).
  • la Cañada Real Leonesa Oriental, va desde el límite de las provincias de Huelva y Sevilla con Badajoz hasta Cervera de Pisuerga (Palencia).
  • la Cañada Real Leonesa Occidental, desde Don Benito (Badajoz) hasta León.
  • la Cañada Real de la Plata, desde Trujillo (Cáceres) hasta Astorga (León).
  • la Cañada Real Segoviana, desde Azuaga (Badajoz) hasta Aranda de Duero (Burgos).
  • la Cañada Real Riojana, que va desde Porzuna (Ciudad Real) hasta el Puerto de Piqueras (La Rioja).

 

trashumancia

Además, existen otras rutas de trashumancia más pequeñas, que comienzan y terminan dentro de una misma región, como ocurre en el caso de Navarra, Cataluña y Aragón.

Aunque la trashumancia es una actividad minoritaria, sigue siendo fundamental para determinados rebaños de ovino y vacuno que, año tras año, luchan para mantenerla viva.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!