El esquilado de las ovejas: una práctica ancestral necesaria en pleno siglo XXI

esquileo mecánico para retirar el vellón de lana en primavera.

En la actualidad, el esquilado de las ovejas se lleva a cabo sobre todo con la finalidad de prevenir afecciones cutáneas en el animal. La mecanización ha permitido maximizar el rendimiento de este trabajo, que lleva realizándose desde tiempos inmemoriales.

Esquilar las ovejas como método profiláctico

El esquilado es el proceso mediante el cual se corta el vellón de lana de una oveja, algo que resulta fundamental por motivos sanitarios, para evitar que surjan enfermedades de la piel y se acumulen parásitos, residuos vegetales o ácaros, los cuales provocan malestar en el animal y pueden conducir a situaciones de estrés.

New call-to-action

Lana seca, esquilado mecánico: comodidad y rendimiento

Deben cumplirse unos requisitos previos al esquilado. En primer lugar, debe asegurarse que la lana no esté mojada, ni siquiera húmeda. Por lo tanto, el esquilado deberá realizarse preferiblemente en tiempo soleado, puesto que, si la lana está seca, se podrá almacenar en condiciones óptimas y se podrá garantizar su calidad a la hora de procesarla. 

Se puede proceder a dos tipos de esquilado, el manual o el mecánico, aunque el más habitual en nuestros días es el esquilado mecánico por motivos de rendimiento del trabajo.  

Esquilado mecánico:

El esquilador emplea una máquina eléctrica especial para el esquilado de las ovejas. Esta máquina, similar a una cortadora de pelo, cuenta con un peine y unas cuchillas que permiten recortar el manto de lana del animal sin dañarlo. Con la introducción del esquilado mecánico, los días posteriores al esquilado son delicados porque se retira la capa de grasa (la lanolina, cera que producen las glándulas sebáceas de las ovejas) que se encarga de protegerlo. Esta capa tarda en reaparecer unos 20 días, aunque este inconveniente se ve reducido si se aplica un buen manejo del ganado programando el esquilado para la primavera, cuando las temperaturas empiezan a subir.

Un esquilador profesional que aplique el esquilado mecánico suele ser capaz de retirar todo el vellón, sin causar cortes ni marcas en la oveja, en dos o tres minutos, dependiendo del tamaño y estado del animal, y en menos de dos minutos en un esquilado competitivo de élite.

Esquilado manual:

En el caso del esquilado manual, con tijera, aunque el proceso es mucho más lento, se puede mantener la capa de grasa natural de la oveja que se encuentra sobre la piel del animal. En esta modalidad, para evitar que la oveja lance patadas que puedan lastimar al esquilador, se suelen “apernar” las ovejas, es decir, se les atan las dos patas traseras junto a las delanteras. Por lo general, se inicia el esquilado por la parte izquierda del animal, procediendo en primer lugar por la paletilla, después la zona media del cuello, a continuación, el costado y, finalmente, las patas traseras y el rabo. A continuación, se da la vuelta a la oveja y se empieza a esquilar el cuello hacia la zona inferior, terminando por el lado derecho. Por último, se termina esquilando la tripa. 

el esquileo con tijera esta siendo reemplazado por el esquileo con cortadoras o peladoras mecanicas.

Esquilador, una profesión que exige formación y dilatada experiencia

Los esquiladores profesionales, que son personas con formación específica y experiencia en el esquilado de ovejas, son quienes utilizan las herramientas sin causar cortes en la piel del animal y quienes son capaces de retirar toda la lana de una sola pieza; por este motivo, ellos son los únicos que pueden llevar a cabo un esquilado correcto. En España, el oficio de esquilador tiene una tradición de cientos de años dada la importancia que a lo largo de la historia ha tenido en el país la producción ovina, y concretamente, la producción de lana fina.

La Agrupación de Esquiladores Españoles ha venido desarrollando, en colaboración con diferentes entidades públicas y privadas, diversas actividades, como cursos de formación, la integración en la Asociación Mundial de Esquiladores, la celebración de varios campeonatos de esquilado y la defensa de la profesión ante varias instituciones.

Así, desde el año 2000, se vienen impartiendo cursos anuales de iniciación y perfeccionamiento, y a lo largo del año 2021, la Agrupación ha aplicado un ambicioso plan de formación con 4 cursos en colaboración con la Escuela de Pastores de Extremadura, con sede en Castuera, y ha creado una Escuela de Esquiladores en la Rioja para formar y perfeccionar al menos a 100 personas. 

El objetivo es que se reconozca oficialmente la profesión de esquilador con su certificado de profesionalidad pertinente y que se tipifiquen las categorías laborales necesarias y la creación de la escuela de esquiladores, todo ello con el fin de reflotar un oficio con futuro.

El momento óptimo para el esquilado: los carneros antes de la cubrición, y las ovejas, después

Dado que la progesterona ejerce un efecto protector frente al estrés, desde el punto de vista del bienestar de los animales, el momento más adecuado para el esquilado es el periodo de gestación de las ovejas, cuando la concentración de dicha hormona es alta. Asimismo, el esquilado preparto mejora los resultados productivos, ya que aumenta el consumo de alimento por parte de las ovejas gestantes, mejora la producción de calostro y de leche, y aumenta el peso de las crías al parto y al destete, así como la supervivencia de los corderos.

En cuanto a los carneros, el mejor momento para esquilarlos parece ser antes de la época de servicios, ya que se ha observado que mejora la tasa de fecundación de las ovejas y que las ovejas cubiertas presentan una mayor proporción de embriones viables.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!