¿Cuántos tipos de cabras españolas existen?

cabras españolas

España es uno de los países de la Unión Europea más importantes en producción de caprino. Con 2,6 millones de cabezas se sitúa por detrás de Grecia, primer estado en producción de cabras de los 27. Por otra parte, según la Real Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto, FEAGAS, en el país existen 22 razas de cabras españolas reconocidas oficialmente. Seis de estas razas posee una importantes capacidad de producción de leche (principalmente, destinada a la elaboración de quesos), y las otras 16 (muchas de ellas de producción cárnica) se encuentran en peligro de extinción.

Actualmente, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las razas de caprino con un mayor censo ganadero son la Murciano-Granadina, con 117.000 cabras; seguida de la Florida y la Malagueña, con alrededor de 30.000.

El ganado caprino español se concentra, principalmente en Andalucía (38%), seguida a distancia de Castilla La Mancha (14%), Extremadura (10%), Murcia (8%) y Canarias (8%).

New call-to-action

Razas productoras de leche

La Alpina es una raza originaria de los Alpes Suizos, mejorada en los Alpes Franceses que llegó a España sobre la década de los años 70. Se destina a la producción lechera y también destaca por su producción de piel.

La cabra Florida debe su nombre a su piel, típicamente moteada. Se puede encontrar en Extremadura y todo Andalucía, aunque también en otras zonas de España, ya que tiene unos importantes rendimientos lácteos. Según el Ministerio de Agricultura, hay casi 31.000 ejemplares en España.

La cabra Majorera debe su nombre a la isla de Fuerteventura, lugar donde se formó y se sigue produciendo. Actualmente sus más de 12.000 ejemplares se pueden encontrar en todas las islas del archipiélago canario y que su producción se destina, mayoritariamente, a la leche destinada al queso Majorero.

cabras españolas

La Malagueña o Costeña es una cabra de Andalucía y una de las razas lecheras más importantes del mundo. Aunque su presencia es mayor en Málaga, también se distribuye por Extremadura y Castilla León. Según el Ministerio el censo actual ronda los 30.000 ejemplares. 

La raza Murciano-Granadina, a pesar de que su origen se encuentra en las zonas de Murcia y Granada, actualmente se extiende por otras regiones vecinas como la Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha, Extremadura, las Islas Baleares o Cataluña. Los 117.000 animales censados se destinan a la producción de leche.

La raza Palmera tiene su origen en la isla de la Palma y se destina a producción de leche. Cuenta con unos 7.000 ejemplares y se considera una raza autóctona de fomento.

En peligro de extinción

Según la FAO, una raza se considera en peligro de extinción cuando el número de hembras reproductoras está entre cien y mil, y el de sementales entre 5 a 20.

En España, casi todas las razas de caprino son de doble aptitud, es decir, sirven tanto para producir leche como carne. Bien es cierto que las destinadas a la producción cárnica suelen ser porque no obtienen buenos rendimientos en leche o porque por sus características, el manejo con el ordeño es más sencillo.

Las cabras españolas que se incluyen bajo el nombre de Agrupación de las mesetas no poseen un reconocimiento oficial estándar racial y actualmente están en peligro de extinción. Son animales muy rústicos que actualmente solo se encuentran en zonas de montaña de León, Salamanca y Zamora. Tradicionalmente viven en extensivo y su aprovechamiento es, básicamente, cárnico. Según datos del Ministerio de Agricultura, hay 1.777 animales censados.

cabras españolas

La cabra Azpi Gorri se denomina así porque estos dos vocablos vascos significan "con la parte baja de color rojizo". Son animales muy rústicos que también está en peligro de extinción. Se encuentran principalmente en Vizcaya y el norte de Alava y su aprovechamiento es tanto cárnico como lechero. Según el MAPA actualmente hay 1223 ejemplares en 38 ganaderías.

La cabra Bermeya también está en peligro de extinción y si diferencia por el color rojo de su piel. Destaca por su temperamento tranquilo y por cumplir un importante papel en la limpieza de monte y en la lucha contraincendios. Actualmente se destina a aprovechamiento cárnico y según el Ministerio existen unos 3.400 animales que se encuentran en el Principado de Asturias.

La cabra Blanca Andaluza es blanca y se explota, principalmente, en Andalucía y también se puede conocer como "Blanca Serrana" y según, FEAGAS, se encuentra en peligro de extinción. Actualmente este ganado se puede encontrar en Badajoz, prácticamente toda Andalucía, y también en algunas provincias de Castilla La Mancha y Castilla y León. Se destina a producción cárnica y, según el Ministerio, existen unos 8.300 ejemplares en España.

La raza Blanca Celtibérica es una raza muy antigua que actualmente también se encuentra en peligro de extinción. Actualmente se produce con destino a carne, en Castilla La Mancha, Murcia y Almería. El Ministerio de Agricultura afirma que hay unos 9.000 ejemplares.

Otra raza en peligro de extinción es la Del Guadarrama o Guadarrameña, que se encuentra en esa sierra entre Madrid y Castilla y León, en las sierras de Segovia y Ávila. Se trata de una cabra más dirigida a la producción láctea para quesos y en España hay unos 8.100 ejemplares.

La cabra Gallega es originaria de dicho territorio, y actualmente se pueden encontrar ejemplares en Lugo y Orense. Su explotación principal es cárnica y según el Mapa hay unos 1.300 ejemplares, todos en Galicia.

La cabra Ibicenca debe su nombre a la Isla de Ibiza, donde principalmente se explota con destino lácteo. Es un raza en peligro de extinción y cuenta actualmente con unos 300 ejemplares.

La cabra Mallorquina da nombre a la raza de dicha isla Balear. Su orientación es cárnica y con 127 ejemplares censados, está claramente, en peligro de extinción.

La raza caprina del Moncayo, conocida como Moncaina, se explota en las proximidades del Moncayo, en el límite de las provincias de Zaragoza y Soria. Aunque es de doble aptitud, actualmetne los más de 2.700 ejemplares existentes se destinan a producción de carne.

La Negra Serrana o Cabra Castiza se puede encontrar en Andalucía o Castilla La Mancha. Su producción es básicamente cárnica y actualmente su cabaña se encuentra en unos 6.300 ejemplares.

La raza de cabra Payoya es oriunda de la Sierra de Grazalema, pero el nombre procede del municipio gaditano de Villaluenga del Rosario donde a los lugareños les denominan "payoyos". Es una cabra destinada a producción láctea, con la que se elaboran los quesos de la marca "Payoyo". Actualmente existen unos 12.000 ejemplares y también está considerada como una raza en peligro de extinción.

La raza Pirenaica es una cabra de origen netamente europeo que se encuentra en el Pirineo aragonés. Su producción se destina a carne y están censados unos 2600 ejemplares.

La cabra Retinta Extremeña o Retinta Cacereña se diferencia por su color rojo y se puede encontrar en las dehesas de Extremadura. Su producción se destina básicamente a carne, es una especie en extinción ya que hay alrededor de 3.000 ejemplares censados.

La raza de cabra Tinerfeña se encuentra básicamente en la isla de Tenerife dedicada a la producción de leche. Es una raza en peligro de extinción, aunque en 2015 consiguió contar con un censo de hasta 11.000 ejemplares.

La cabra de "La Vera", (comarca al nordeste de Cáceres) posee una cabra propia, la Verata, cuya producción se destina a leche. Es una cabra catalogada en peligro de extinción y cuenta con un censo de unos 9.000 animales.

Como se puede evidenciar, España mantiene una riqueza en razas de caprino, aunque es importante seguir trabajando para mantener muchas de ellas, ya que alrededor de 2/3 están en peligro de extinción.

New call-to-action

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!